OBRA SOBRE PAPEL

Traducido por Laura Wittner.

Selección y Edición: David Wapner y Roberta Iannamico

Ilustraciones: Ana Camusso

"En el juego de la escritura, tengo dos "puntapiés iniciales". Uno es el gozo, el verdadero gozo, aquello que me ponía nerviosa cuando vivíamos en Pauline, y ese tipo de escritura que solo podía hacer en ese estado, sintiéndome perfectamente dichosa y en paz. Así, algo delicado y hermoso parece abrirse ante mis ojos, como una flor que no piensa en la helada o un viento frío, sabiendo que todo a su alrededor es cálido, tierno y "firme". Y eso, con mucha humildad, intento expresar. 

El otro "puntapié inicial" es el mío antiguo y original, y (de no haber conocido el amor) habría sido mi todo. Ni odio o destrucción (ambos están por debajo del desprecio como motivos reales), sino una sensación extremadamente profunda de desesperanza, de todo lo que está condenado al desastre, casi de manera voluntaria y estúpida, como el almendro y el "pas de nougat pour le noel". Así como extraigo un papel de fumar, del mismo modo me sale un grito contra la corrupción como si fuese un clavo en mi cabeza, un grito, y me refiero a la corrupción en el sentido más amplio de la palabra, por supuesto". Katherine Mansfield

Pájaro de invierno. Poemas de Katherine Mansfield

$1.500
Pájaro de invierno. Poemas de Katherine Mansfield $1.500

Traducido por Laura Wittner.

Selección y Edición: David Wapner y Roberta Iannamico

Ilustraciones: Ana Camusso

"En el juego de la escritura, tengo dos "puntapiés iniciales". Uno es el gozo, el verdadero gozo, aquello que me ponía nerviosa cuando vivíamos en Pauline, y ese tipo de escritura que solo podía hacer en ese estado, sintiéndome perfectamente dichosa y en paz. Así, algo delicado y hermoso parece abrirse ante mis ojos, como una flor que no piensa en la helada o un viento frío, sabiendo que todo a su alrededor es cálido, tierno y "firme". Y eso, con mucha humildad, intento expresar. 

El otro "puntapié inicial" es el mío antiguo y original, y (de no haber conocido el amor) habría sido mi todo. Ni odio o destrucción (ambos están por debajo del desprecio como motivos reales), sino una sensación extremadamente profunda de desesperanza, de todo lo que está condenado al desastre, casi de manera voluntaria y estúpida, como el almendro y el "pas de nougat pour le noel". Así como extraigo un papel de fumar, del mismo modo me sale un grito contra la corrupción como si fuese un clavo en mi cabeza, un grito, y me refiero a la corrupción en el sentido más amplio de la palabra, por supuesto". Katherine Mansfield